Desde que el pasado 30 de septiembre Policlínica Gipuzkoa incorporase el test rápido de antígeno Covid, ya son muchos los pacientes que comprueban las ventajas de esta prueba de cribado para los pacientes sintomáticos de Covid.

Según Mila Berruete, especialista en análisis clínicos y Responsable de Laboratorio de Policlínica Gipuzkoa, este test -de elevada sensibilidad durante los cinco primeros días de infección- se desmarca del resto por “su rapidez, el fácil manejo y la sencilla interpretación, además de por su bajo coste”, dado que su resultado se obtiene a los 15 minutos y el precio es de 60 euros.

La especialista habla de la fiabilidad de esta prueba como “similar a la de la PCR en cuanto a sensibilidad y especificidad, pero en pacientes sintomáticos. El test requiere una carga viral más alta para el organismo, por lo que en los primeros cinco días, un positivo es similar a un positivo de la PCR. En cambio, no está indicado para el cribado masivo de la población”, aclara la especialista. Y las principales diferencias en comparación a otros como el serológico o la PCR son que, “tanto la PCR como la detección antigénica detectan el virus, son pruebas diagnósticas, mientras que los test serológicos detectan anticuerpos, son epidemiológicas”, apunta Berruete.

¿Hay una prueba más recomendable que otra?Mila Berruete es firme en este tema: “los test serológicos son para detectar si se ha pasado o no la enfermedad. Aunque el ser positivo no exime de las medidas de seguridad que debe tener todo el mundo. La PCR y la detección antigénica sirven para el diagnóstico; la detección antigénica, si se realiza en los primeros cinco días, sería equivalente a la PCR; la PCR, por tratarse de la mejor prueba dada su elevada sensibilidad y especificidad, es la de elección en el resto de casos”, concluye.

Vídeo entrevista a Mila Berruete: https://n9.cl/s1m7e