El Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI) ha realizado en junio una encuesta COVID-19 entre las 5.395 enfermeras/os que trabajan en Gipuzkoa. El objetivo de esta encuesta, en la que han participado un 16% de las colegiadas/os, ha sido conocer de primera mano la realidad actual y situación de las y los profesionales de Enfermería en el territorio ante la COVID-19.

A falta de datos oficiales del Departamento de Salud sobre enfermeras/os contagiados, un 6% de las enfermeras guipuzcoanas habría dado positivo en COVID-19 en Gipuzkoa, cifra que equivale a 323 profesionales, según los datos recabados y extrapolados de la encuesta

En caso de un nuevo rebrote, además de test y material de protección, las enfermeras demandan más coordinación (69%), mejor formación (59,10%), más enfermeras/os (54,2%), complemento salarial (50,9%), ayuda emocional (24,4%) y alojamiento, demanda realizada en el 20,4% de los casos.

Con respecto a cómo se han sentido las enfermeras/os que trabajan en Gipuzkoa durante los últimos meses las respuestas son:

· tensa: 83%

· rabiosa: 68,6%

· inquieta: 67%

· impotente: 67%

· con miedo: 57%

· triste: 48%

Además, la cuarta parte de las encuestadas afirma sentirse cansada al final de la jornada cada día y un 42,6% varias veces a la semana.

Con respecto a los aspectos emocionales, el 85% piensa que el trabajo le está endureciendo emocionalmente; un 89% cree que presta los cuidados de enfermería con mucha eficacia; y el 83,3% se siente motivada después de trabajar en contacto con pacientes o usuarios.

Muestra encuestaEn la encuesta han participado 853 colegiadas/os (15,80% del total), de los cuales el 62,9% trabajan en Donostialdea, el 11% en Goierri, el 8% en Bidasoaldea y en Debabarrena el 7,6%.

Un 53,10% de los encuestados trabajan en el ámbito hospitalario, 17,7% en Atención Primaria y un 8,7% en residencias de mayores, entre otros servicios. El 80% trabaja en la sanidad pública y el 20% en la sanidad privada.

En base a las respuestas obtenidas, el Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa trabaja ya para abordar y dar respuesta a las necesidades detectadas.

Ante los resultados de la encuesta, la presidenta del COEGI, Pilar Lekuona, recuerda que la resiliencia de las enfermeras/os no es ilimitada. “Hemos recibido el reconocimiento de la ciudadanía y creo que hemos respondido con nuestros conocimientos, habilidades, compromiso, responsabilidad, y nuestro código ético, que no nos deja tener debilidad, y nos hace fuertes ante la adversidad y la incertidumbre”, apunta.

Ahora bien, subraya que las enfermeras tienen miedo porque “un segundo rebrote al nivel de lo vivido creen que, por el cansancio acumulado, no podrían resistirlo”. En esta línea, realiza un llamamiento específico a toda la ciudadanía para que sea consecuente, “porque la COVID-19, como estamos viendo, no se ha ido”. Por eso, concluye, es tan importante respetar las medidas de higiene establecidas por las autoridades competentes y asumir la respponsabilidad individual para evitar que el virus se propague.