La alimentación saludable está de moda, y hoy cocinar se ha convertido en tendencia, pero llevar cada día una dieta sana requiere pensar el menú, ir a comprar los ingredientes y posteriormente elaborar los platos. El resultado es que para ahorrar tiempo se tiende a comprar todo en el supermercado más cercano y terminamos comiendo siempre más o menos lo mismo. En este contexto nace foodStories, una startup española que propone al usuario diferentes menús y le lleva a casa el pack de ingredientes, en las cantidades justas para preparar cada receta y evitar el desperdicio de comida, y en envases de vidrio recirculables y totalmente sostenibles.

“Ofrecemos una alternativa innovadora de alimentación saludable que apuesta por una nueva manera de cocinar, adaptada al ritmo de la sociedad actual, que permite no renunciar a la comida casera y los productos frescos y al mismo tiempo ser respetuoso con el medio ambiente. El consumidor encuentra en nuestro ecommerce ideas de recetas saludables sencillas y atractivas, elige el número de raciones que desea y nosotros le ahorramos ir a comprar los ingredientes, entregándole a domicilio siempre productos de primera calidad y en envases reutilizables”, explica Emilio Viguera, director general de foodStories.

De este modo, la foodtech trae a España este modelo de negocio, muy extendido en Estados Unidos, basado en el concepto de ‘meal kits’, y lo evoluciona para convertirlo en el primer ecommerce de alimentación saludable y sostenible con un impacto positivo en la sociedad.

Las recetas son elaboradas por nutricionistas a partir de productos frescos de temporada adquiridos a proveedores locales, cercanos al agricultor. De este modo se evitan intermediarios, lo que favorece que los alimentos conserven sus máximas propiedades; se evita la huella de carbono asociada al transporte de alimentos; y al comprar a productores locales se apoya el comercio de proximidad y el consumo local, favoreciendo a las economías locales.

Asimismo, foodStories mantiene una estrategia de ‘zero waste’: por un lado, evita el desperdicio de comida, al utilizar las dosis exactas para la elaboración de cada receta, lo que favorece un consumo responsable; y por otro, renuncia totalmente a todo tipo de plásticos de un solo uso, con lo que contribuye a reducir la generación de residuos perjudiciales para el medio ambiente. Actualmente, es la única empresa del mundo que sirve comida a domicilio en envases de vidrio recirculables, que el usuario devuelve para ser esterilizados y reutilizados en futuros pedidos.

“Nuestra política de envases es ‘100% plastic free’. La mayoría de nuestros ingredientes van en envases de vidrio, y el resto son bolsas de papel kraft reciclado, hueveras de cartón reciclado y cajas de cartón reciclado. Cuando el usuario hace un pedido debe abonar un coste adicional en concepto de fianza por los envases, que recupera al devolverlos al repartidor en entregas posteriores”, explica Viguera.

La compañía, creada en agosto de 2019, comenzó a operar en fase de pruebas el pasado mes de marzo en Madrid capital, y ya cuenta con más de 250 clientes y ha servido más de 2.300 raciones, lo que ha supuesto el recirculado de más de 2.000 envases de vidrio. Su objetivo es llegar a los 28.000 envases recirculados a finales de año, lo que supondría evitar al medio ambiente unos 100 kilos de plástico de un solo uso.

Filosofía ‘Lean manufacturing’ y tecnología propiafoodStories se define como una empresa minimalista, por su firme convicción de utilizar solo los recursos estrictamente necesarios. Por ello, todos sus procesos están basados en el concepto ‘Lean manufacturing’, un modelo de gestión que trata de optimizar el sistema de producción, utilizando la mínima cantidad de recursos y evitando el stock de productos.

Asimismo, la tecnología desarrollada por la compañía permite calcular los costes de cada ración de producto, generar cada noche listas de la compra automáticas con los productos que se necesitan para las raciones del día siguiente, emitir órdenes automáticas a los proveedores y llevar a cabo toda la gestión de recirculado de envases.

“No acumulamos productos en cámaras frigoríficas, queremos ofrecer los alimentos a nuestros clientes directamente desde su lugar de producción. Por ello, cada madrugada cogemos la lista de la compra y adquirimos en Mercamadrid los productos frescos que irán incluidos en los ‘meal kits’ de ese día, los transportamos a nuestra nave y, previo control de calidad, los preparamos y envasamos para su envío”, explica el director general de foodStories. En lo que respecta al reparto a domicilio, la compañía apuesta por vehículos eléctricos no contaminantes.

De momento foodStories solo presta su servicio en la ciudad de Madrid (área interior de la M-30, salvando alguna excepción), pero su previsión es ampliar el servicio a nuevas ciudades durante los dos próximos años, comenzando por Barcelona y París, y a más largo plazo continuar por otras grandes ciudades de Europa, como Lisboa o Milán.